Slide Nuestras reflexiones sobre actualidad penal y algunos consejos preventivos.
[Blog]

La declaración testifical de los policías en procesos penales

noviembre, 2021

En los procedimientos en los que se juzgan ciertos tipos de delitos, es frecuente que los policías se personen como víctimas y que declaren como testigos. En estos casos, se produce el debate de qué peso debe tener su testimonio a la hora de dilucidar los hechos. Recientemente, se ha debatido esta cuestión en algunos casos mediáticos, como el del exdiputado Alberto Rodríguez o el fotoperiodista Albert García.  

Al contrario de lo que ocurre en sede contencioso-administrativa, la declaración de los policías en el procedimiento penal no tiene presunción de veracidad. Su declaración deberá ser valorada conforme a las reglas de la sana crítica (vid. STS 346/2014, de 24 de abril). Pues bien, si se hace un repaso jurisprudencial, se puede observar que en los casos en los que la declaración policial (siendo la única prueba de cargo) resulta contradictoria con la del acusado, se da más peso a la primera y se suele considerar suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia y sustentar la condena. 

Sin embargo, empezamos a encontrar casos en los que ello no es así. Por un lado, la grabación de ciertas actuaciones policiales gracias a los teléfonos móviles ha permitido desmentir acusaciones infundadas de la policía. Es el caso del manifestante en el barrio del Fort Pienc de Barcelona

Por otro lado, el caso de  “Els 9 de Lledoners” o la absolución de Ibrahim y Charaf demuestran un cambio en la tendencia: los tribunales empiezan a exigir mayores garantías a los testimonios policiales. Tal y como se expone en la sentencia de la Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Girona que resuelve este último caso, “la declaración testifical de los agentes debe ser verificada desde una doble perspectiva: en primer lugar, deben tomarse en consideración las circunstancias externas en las que se alcanzó el conocimiento de los hechos […]; en segundo lugar, resulta necesario proceder a un análisis interno de la misma, en términos de coherencia intrínseca y respecto del resto de prueba practicada, […]”. En este sentido, la Sala concluye que “los hechos sucedieron de noche, en una zona poco iluminada, y en un contexto de guerrilla urbana y respuesta policial extremadamente caótico, lo que hace que la identificación de los participantes en los incidentes sea muy complicada”. Por ello, atendiendo al contexto, considera que los testimonios policiales no pueden ser prueba de cargo suficiente y, en consecuencia, absuelve a los acusados.

Otras reflexiones sobre actualidad penal y consejos preventivos en nuestro Blog.