[Blog]

La usurpación de bien inmueble: la “okupación”

octubre, 2020

Hoy toca hablar de la usurpación de bien inmueble, popularmente conocida como “okupación”.

Nuria es propietaria de un piso que esperaba acondicionar y poner en alquiler. Al llegar con el arquitecto que se encargaría de las obras, descubre que su inmueble estaba ocupado por personas que no conocía. Manuela, quien abrió la puerta, le explicó que había visto un aviso adherido a una farola que promocionaba: “Piso en alquiler”, y un teléfono de contacto al que llamó; que se citó con una persona a quien entregó seiscientos euros por el primer mes y otros seiscientos como fianza, y que la acompañó hasta el piso entregándole las llaves. Manuela dijo que no tenía un contrato escrito; que le prometieron que firmarían uno al mes siguiente, cuando fueran a cobrar la segunda mensualidad, y que pensaba que para eso venían. Nuria se retiró del lugar y regresó con la policía.

Los agentes le indicaron a Manuela que había sido denunciada por la usurpación del piso en el que se encontraba, pues lo estaba ocupando sin el consentimiento del propietario. Ante ello, Manuela explicó que había pagado mil doscientos euros y que le habían prometido un contrato. Sin embargo, el juzgado había iniciado la tramitación de la denuncia y ya había señalado fecha para el juicio por delito leve de usurpación de bien inmueble. Nuria era víctima de un delito de usurpación y Manuela, probablemente, víctima de una estafa y acusada, ahora, de “okupa”.

En muchas ciudades de España grupos organizados ocupan pisos no habitados, cambian las cerraduras, “pinchan” los servicios, y luego los ofrecen en alquiler a personas que no siempre conocen el origen ilícito del acceso a esa propiedad.

La usurpación de bien inmueble

La conducta delictiva

El delito de usurpación de bien inmueble pacífica.

Lo que coloquialmente se conoce como “okupación”, se encuentra regulado en el artículo 245.2 del Código Penal: “El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”. Se trata de un delito leve que protege el patrimonio inmobiliario cuando existe un perjuicio a su titular. 

El delito de usurpación de bien inmueble violenta.

La figura descrita en el apartado anterior se da siempre que no exista violencia o intimidación en las personas al ocupar un bien inmueble. En cambio, en el art. 245.1 del Código Penal, se dispone que: “Al que con violencia o intimidación en las personas ocupare una cosa inmueble o usurpare un derecho real inmobiliario de pertenencia ajena, se le impondrá, además de las penas en que incurriere por las violencias ejercidas, la pena de prisión de uno a dos años, que se fijará teniendo en cuenta la utilidad obtenida y el daño causado”.

Las posibilidades del propietario ante una situación de ocupación

La vía penal

El propietario, una vez tiene noticia de que el bien inmueble está siendo ocupado, puede presentar denuncia o querella ante la policía o el Juzgado de Guardia correspondiente al partido judicial donde está situado el bien.

En este sentido, recientemente se ha dictado una nueva instrucción de la Fiscalía General del Estado que pretende agilizar la expulsión de los “okupas”. Hasta el momento, la jurisprudencia era clara para el caso de que el inmueble ocupado fuera primera residencia. Sin embargo, las dudas jurídicas se presentaban en los casos de ocupaciones en segundas residencias o pisos que estaban pendientes de alquilar, vender o, puntualmente, vacíos. Desde ahora, la Policía podrá solicitar un desalojo inmediato como medida cautelar, en cualquier caso. Para ello, bastará con una declaración firmada por el propietario conforme las personas que están en su inmueble no tienen su consentimiento. Con ello, los fiscales (o los abogados de los propietarios) podrán pedir al Juzgado el desalojo como medida cautelar hasta que llegue el juicio, pero con los ocupas ya fuera de la vivienda. Por lo tanto, gracias a esta novedad, se agilizan los trámites legales y los inmuebles quedarán libres en menor tiempo.